Skip to main content

Cuento tiempo tarda el botox en funcionar

¿Has pensado seguramente en aplicarte el tratamiento del botox pero aun tienes algunas dudas sobre su eficacia y duración? Es común que a estas alturas quieras respuestas a las preguntas más comunes como ¿Cuánto dura el botox y cuánto tiempo tarda el botox en funcionar? Por esa razón hemos preparado esta guía para informarte sobres algunos puntos importantes del tratamiento y la frecuencia con lo que lo necesitarás.

Antes que nada debemos dejar que las arrugas no son del todo negativas, al contrario, ellas son la evidencia más clara que dé hemos vivido mucho y que además lo hemos hecho bien. Con lo cual, su aparición lejos de presentar un problema estético es una prueba clara de que estamos vivos y de que nuestra memoria almacena recuerdos estupendos.

Aun asi, hay personas que han recurrido al tratamiento del botox para lograr ocultar los signos del envejecimiento, lo cual también es válido. Aunque el botox no solamente está indicado para ocultar los signos claves del envejecimiento, como las arrugas por ejemplo, también nos ayuda a corregir marcas ocasionadas con por alguna cicatriz. ¡¿Interesante no?!

Los tratamientos de Botox se utilizan para suavizar las arrugas y reducir los signos de envejecimiento. Celebridades como Cher y Kelly Ripa han usado abiertamente el Botox, aumentando su popularidad.

¿cuánto tiempo dura el Botox?

¿Cómo funciona el sistema? ¿Es permanente?

Hemos realizado una compilación de las preguntas más comunes realizadas por las personas que responderemos a continuación.

¿Qué es y cómo funciona el Botox?

Botox es el nombre común para botulinum, una potente neurotoxina.

Los movimientos musculares ocurren cuando los nervios musculares envían una transmisión al cerebro. El cerebro devuelve una respuesta, diciéndole a los nervios cómo deben reaccionar sus músculos. El movimiento repetido lleva a la formación de arrugas en la piel que cubre los músculos.

El Botox funciona bloqueando las transmisiones musculares nerviosas al cerebro. Como resultado, el cerebro no puede responder y los músculos inyectados no pueden moverse. Por lo tanto, la piel que los cubre no puede arrugarse.

La piel permanece plana y lisa, creando una apariencia de una piel no afectada por los años y libre de arrugas.

Áreas comunes para el uso de Botox

El Botox se usa comúnmente en los alrededores de la frente y los ojos y también en las esquinas de los labios. Es común su uso en el mentón y el cuello, lugares donde las marcas son más notables.
Estas partes de la cara son las más propensas a arrugarse. Constantemente sonreímos o fruncimos el ceño, y usamos nuestros ojos para acentuar los movimientos de nuestra boca. Por lo que la aplicación del botox en estas zonas genera mayor demanda.

El tratamiento va más allá de la cosmetología

El Botox tiene muchos usos además de la cosmetología. Algunas de las afecciones que trata incluyen migrañas, parpadeo incontrolado, sudoración excesiva y calambres intensos.
Esencialmente, el Botox trata los movimientos musculares incontrolables. Relajar esos músculos trae alivio y aumenta el disfrute de la vida.

¿Cuánto tiempo dura el Botox?

Ahora vamos con las respuestas a las preguntas más importantes, que serán trascendentales en nuestra decisión del uso o no del tratamiento del botox para corregir líneas y cicatrices en nuestra piel.

El Botox es un tratamiento temporal.

La duración varía de un paciente a otro. Típicamente, sin embargo, sus efectos desaparecen después de cuatro a seis meses. Por lo que la idea de usarlo una sola vez y corregir para siempre las arrugas queda descartada del todo.

Vale destacar que…

Ciertos elementos determinan la durabilidad del tratamiento después de la inyección.

Dosis

La primera respuesta a la pregunta “¿Cuánto dura el Botox?” es “Depende de la dosis”.

El Botox se inyecta por unidad. Cuantas más unidades reciba un músculo, más tiempo durará el Botox.

Sin embargo, la cara de cada persona es diferente. La Persona A podría tener músculos fuertes en los ojos y músculos débiles en la frente, mientras que los músculos de la Persona B trabajan de manera opuesta a los de la Persona A.

Por esa razón, las inyecciones de Botox más exitosas se adaptan a los músculos del paciente.

Puede ser difícil medir los músculos de un paciente primerizo. El técnico sólo tiene las arrugas y los movimientos musculares del paciente para juzgar las necesidades de dosificación. Sin embargo, las inyecciones repetidas permiten que el técnico vea qué área necesita mayor o menor dosis.

Dilución

Otro problema es la dilución.

Antes de la inyección, el Botox debe diluirse usando solución salina. La dilución adecuada resultará en un tratamiento fácil y seguro con todos los resultados deseados.

Es posible sobre-diluir el Botox. cuando esto sucede, los efectos desaparecen más rápidamente.

Fuerza y tamaño muscular

La fuerza muscular también determina cuánto tiempo de duración del tratamiento de Botox.

Los músculos débiles no luchan contra el sitio de la inyección como lo hacen los músculos fuertes. Por esa razón, los pacientes con músculos fuertes generalmente deben programar una cita de seguimiento cada dos meses. Aquellos con músculos excepcionalmente fuertes pueden necesitar un seguimiento en menos de dos meses.

Otro problema frecuente es el músculo voluminoso. Los músculos voluminosos metabolizan el Botox más rápidamente que los músculos más pequeños.

Longitud de uso

Los pacientes que han estado usando Botox continuamente encuentran que sus inyecciones duran más tiempo con el tiempo.

Se desconoce por qué los pacientes a largo plazo experimentan resultados más duraderos. Tal vez se debe a que sus músculos se han acostumbrado a los efectos relajantes del tratamiento.

Algunos pacientes con largos periodos de uso del tratamiento pueden llegar a alcanzar a un efecto más duradero debido a la respuesta efectiva del musculo al tratamiento del botox.

Experiencia y habilidad del técnico

Sólo un técnico experto y experimentado puede inyectar Botox correctamente. Ellos saben la dosis a utilizar, así como cómo operar el equipo de inyección. También saben cómo lograr el aspecto juvenil tan deseado por los pacientes.

Acudir a un técnico inexperto o no cualificado puede tener consecuencias graves.

Los pacientes sólo tienen que buscar en Google “malas historias de Botox”. Aparecerán fotos de celebridades y otras personas que han sido sometidas a tratamientos pobres de Botox. Los pacientes agraviados parecen mayores, antinaturales y, lo que es peor, INFELICES.

Por esta razón, se recomienda que los pacientes elijan un cirujano plástico certificado. El cirujano debe tener mucha experiencia realizando trabajos faciales.

Almacenamiento

El Botox debe almacenarse en un lugar frío. Después de salir de su ambiente frío, sólo sirve para unas cuatro horas. El Botox que se deja fuera por más de cuatro horas se debilita y sus efectos desaparecen antes de lo esperado.

Por esa razón, los pacientes siempre deben consultar con sus técnicos para asegurarse de que el Botox esté “fresco”.

Atletismo

Los atletas tienen una tasa de metabolismo más alta que los pacientes que no hacen ejercicio con frecuencia. Debido a ello, los cuerpos de los atletas comienzan a trabajar para tratar las lesiones más rápidamente que los cuerpos de los no atletas.

El cuerpo considera las inyecciones de Botox como una invasión extraña. Ataca la solución y trabaja para disolverla. En ese sentido, los atletas que utilizan el botox como tratamiento cosmetológico deben recibir dosis con más frecuencia que los no atletas.

Daño solar y gravedad

El Botox es considerado una sustancia confiable que da a los pacientes los resultados que desean. Sin embargo, hay casos en los que el Botox es un tratamiento ineficaz.

El botox suaviza las arrugas causadas por el desgaste general de la piel. No tiene ningún efecto sobre las arrugas causadas por la gravedad o el daño solar.

¿Qué esperar después de la inyección?

Los pacientes pueden experimentar algo de hinchazón o moretones en el lugar donde la aguja perforó la piel. Sin embargo, estos efectos secundarios son leves y no les impedirán participar en sus rutinas normales.

Se tarda desde unos pocos días hasta una semana en ver los resultados. Los pacientes pueden esperar dos semanas antes de ver los resultados finales.

El botox es solo un tratamiento que podría facilitar la corrección temporal de las líneas de expresión, arrugas o cicatrices visibles en nuestra piel. Por lo que si estás dispuesto o dispuesta a emplearlo en ti debes tomar en cuenta los consejos que hemos mencionado para que puedas obtener los resultados esperados posteriores al tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *