Skip to main content

Hábitos para una vida saludable

No estoy segura si quizás a ti te haya pasado pero a mi si, muchas veces. Soy culpable por sentir admiración por otra mujer que tenga un aspecto físico atractivo, en otras palabras, que sea bien guapa. Y antes de conocer y hacer algunos cambios en mi vida siempre decía que esa apariencia era el producto de muchas acciones costosas cuando realmente no siempre es así. Los hábitos para una vida saludable marcan la diferencia entre lucir bien y no hacerlo.

Lucir bella es el resultado de una vida saludable

Aunque muchas les cueste creerle lucir bella es el resultado de haber sumado una serie de hábitos que sin duda se reflejan rápidamente no solo en nuestro aspecto físico sino emocional.

Por ejemplo, al llevar una vida mucho más sana, estamos de mejor humor ya que no padecemos de los típicos malestares que pueden cambiar nuestro estado de ánimo. Al mismo tiempo que esto genera en nosotras una mejor actitud que refuerza nuestra autoestima.

En otras palabras, al estar saludables somos capaces de proyectar a los demás nuestra buena energía, salud y buen sentido del humor. Nos volvemos toda una mujer diez.

¿Cuáles son los hábitos o costumbres más comunes para mantener una vida mucho más saludable?

Si lo notan, he sido un poco general al mencionar la palabra vida, pues de esta manera intento integrar en una sola palabra dos aspectos importantes a tomar en cuenta. Nuestro cuerpo y nuestra mente. Trabajar en ambas es esencial para lograr, ahora si lo digo con más propiedad, una VIDA MAS SALUDABLE.

Mantente siempre hidratada

La hidratación siempre es importante para una mantener una piel mucho más suave y hermosa. Pero al hidratarte toma en cuenta el líquido más puro sobre la faz de la tierra.

¿Sabes a cual nos referimos? ¡Si señor! Al agua. Tomar al menos unos ocho vasos con agua al día nos ayudara mantenernos hidratadas e incluso a controlar la ansiedad. Esta mas que comprobado que tomar agua mantiene la ansiedad a raya.

Cuando tengas ansiedad, no te comas las sueñas ni mucho menos los que tienes en el refrigerador, toma mucha agua y veras como superas ese trance.

Aliméntate correctamente, come sano

Contrario a lo que muchos piensas, disfrutar de los alimentos que consumimos no siempre suele estar asociado a problemas de obesidad. Esa idea absurda de que para estar fitness hay que dejar de comer debe quedar en el pasado.

Cuando nos alimentamos correctamente, es decir, cuando consumimos en su justa medida, los tres macronutrientes (carbohidratos, grasa natural y proteínas) en su justa medida nuestro cuerpo cuenta con todos los recursos necesarios para desarrollar sus funciones metabólicas perfectamente y proveer a todo nuestro organismo los nutrientes que necesita para mantenernos activas, llenas de energía y salud.

Cuando no comes correctamente, eres más propensa a sufrir debilidad como consecuencia de la desnutrición que existe en ti, así mismo, tu estado anímico se torna un poco hostil y por si fuera poco, si comes alimentos poco saludables eres más susceptible a la obesidad.

Consulta con tu medico de confianza cual sería la dieta más apropiada para ti según tu ritmo de vida y perfil biológico. Con ellos tendrás una dieta a medida en donde el pasar hambre no estará contemplado y si el medico que visitas te recomienda eso… CAMBIALO DE INMEDIATO.

Descansa, duerme por la noche

“La noche se hizo para descansar” Esa frase me la repitió mucho mi madre y en efecto tenía razón. Al descansar le permitimos a nuestro cuero recuperarse de toda la actividad del día.

El tiempo que empleamos para dormir, es el tiempo que emplea nuestro cuerpo para realizar algunas funciones esenciales para la vida que solo pueden desarrollarse mientras dormimos.

Duerme más y veras como se notara en tu aspecto físico y emocional.

Has deporte, alguna actividad física que te genere placer

Esta más que comprobado, que las actividades físicas nos ayuda a sentirnos más motivadas, llenas de energía y más alegres. Y si, también pensamos que el sexo es una actividad física.

Al realizar actividades que nos motiven y que además disfrutemos nuestro cuerpo empieza a segregar lo que comúnmente llaman las hormonas de la felicidad, dopamina, serotonina y endorfina. Todas ellas son las encargas de invadir tu cuerpo cuando realizas actividades las cuales disfrutas.

Estas hormonas, son las responsables de inhibir el dolor, mejorar la oxigenación celular y liberarnos del estrés y la tensión del día.

Lee, conversa, comparte con tus amigas

Poco se dice de esto, pero al leer, conversar y realizar actividades grupales como salir entre amigas, motivamos la parte analítica de nuestro cerebro. Nos sentimos más capaces de tomar decisiones y además nos ayuda a compartir nuevos conocimientos que hayamos adquirido.

Al conversar procura disfrutar de la reacción de las personas al oírte y haz lo mismo cuando te toque ser la oyente. Esto mejorar la tertulia y hará que analices mucho mejor el tema para que luego puedas comentarlo.

El leer, pintar o realizar actividades similares mejora nuestra parte creativa, mejora nuestra imaginación y optimiza esa capacidad de poder plantear escenarios posibles, facultad que ayuda mucho en la planificación.

Como ves, es cuerpo y mente lo que necesitas trabajar para mantener una vida mucho más saludable. Procura vivir sanamente y veras como vivirás mas y de forma más agradable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *